Bizcocho muy suave de manzana, canela y almendras

Bizcocho muy suave de manzana, canela y almendras

Esta receta sin pretensiones resulta muy fácil de hacer, pero sus sabores auténticos nos invitan a saborearla con un té, al calor de la chiminea, acompañado de un buen libro. Un bizcocho de manzana es un pastel clásico, lo que marca la diferencia es lo suave que queda, gracias a unos secretos que os revelo a continuación…

Bizcocho suave de manzana y canela

Lo primero, es uno de los ingredientes que no siempre encontramos en los bizcochos de manzana: la harina de almendras. Aporta más suavidad que cuando sólo usamos harina de trigo, además de un toquecillo a nuez que marca la diferencia.

Lo segundo, es que 2/3 de las manzanas se incorporan a la masa. Durante el horneado, la manzana se va a cocer, y la masa absorberá su jugo, ¡resultando en un bizcocho nada seco!

Y por último, separamos los huevos y montamos las claras a punto de nieve, incorporándolos en la última etapa de la receta, para darle más volumen a la masa.

Bizcocho suave de manzana y canela

Bizcocho suave de manzana y canela

Una receta del bizcocho de manzana muy tradicional, con un toque de canela y almendra para hacerlo increíblemente esponjoso.
Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción45 min
Raciones: 8 personas

Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de harina de trigo
  • 60 g de harina de almendras puede sustituirse por harina de avellanas
  • 1 cdta de canela
  • 4 g de levadura, o polvo de hornear
  • 30 g de avellanas troceadas opcional
  • extracto de vainilla

Elaboración paso a paso

  • Separar las yemas y las claras de los huevos
  • En un cuenco grande, mezclar el azúcar con las yemas hasta blanquearlas
  • Añadir la mantequilla y batir hasta incorporarla por completo. Añadir la vainilla y la canela y mezclar hasta que la mezcla sea uniforme.
  • En un recipiente aparte, mezclar la harina de trigo, la levadura y la harina de almendras. Tamizar y añadir al cuenco con la mezcla yemas/azúcar.
  • Añadir las avellanas troceadas, y mezclar. En este punto, la masa tendrá una consistencia bastante compacta.
  • Pelar 2 manzanas, cortarlas en 4 y quitarles las pepitas. Trocear en dados de aprox. 1cm y añadir a la masa.
  • Batir las claras a punto de nieve, firme. Incorporarlas poco a poco a la mezcla.
  • Engrasar un molde o usar papel de hornear, y verter la mezcla
  • Cortar la tercera manzana en cuartos, quitarle las pepitas y cortar cada cuarto en finas láminas
  • Ponerlas dentro de la masa, hundiéndolas ligeramente
  • Hornear a 170ºC durante 45 minutos. Dejar enfriar antes de desmoldar.

Espero que os haya gustado la receta y los tips. Dejadme en comentarios qué os ha parecido en caso de que la hayáis probado!

Y si buscáis más recetas de postres con fruta, os recomiendo la tarta Bourdaloue, de pera con almendras, ¡una auténtica delicia!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating