Financier, el bizcocho de almendras más preciado

Financier, el bizcocho de almendras más preciado

Una de las cosas que más me apasiona dentro de la repostería, es como al mezclar alimentos idénticos, en proporciones diferentes, podemos llegar a tal variedad de resultados. Almendra, mantequilla, huevo, azúcar y harina son los ingredientes de hoy, para la receta de financiers, estos bizcochitos de almendras que por muy sencillos que sean de hacer, son uno de mis dulces favoritos.

Después de utilizar yemas para mi receta de la tarta de fresas con pistachos, me sobraron varias claras de huevo, y los financiers eran la excusa perfecta para no desperdiciar esas claras. Tradicionalmente, estos bizcochitos tienen forma de un lingote, apariencia que según cuenta la historia, le dio un pastelero cuya tienda estaba al lado… de la Bolsa de París. Pero no hace falta tener un molde especial, se pueden hacer de otras formas también. En mi caso, utilicé un molde para muffins, que llené al tercio.

Para mí la textura perfecta del financier es un exterior firme pero no del todo crocante, y el interior muy suave. Lo conseguimos con una cocción en 3 fases: 6 minutos a 220ºC, 6 minutos a 180ºC y 6 minutos en el horno apagado.

Al financier se le puede añadir un poco de fruta, o mermelada. Aquí tenía unas frambuesas en la nevera, así que las utilicé porque me encanta el sabor acidulado que contrasta con el dulce del bizcocho.

Financiers, bizcocho de almendras

Si no sabes qué hacer con tus claras de huevo, los financiers son la excusa perfecta para darte un capricho dulce. Este bizcocho de almendra es una delicia en toda regla.
Tiempo de preparación22 min
Tiempo de cocción18 min
Tiempo total40 min
Raciones: 10 financiers

Ingredientes

  • 90 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar glas
  • 80 g de harina de almendras
  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente
  • esencia de vainillia o alemendra amarga
  • opcional: frambuesas, arándanos, moras

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 230ºC
  • Primero tenemos que preparar la mantequilla avellana. Es lo que le va a dar un sabor único al financier. Para eso, derretir la mantequilla, y dejar que el agua de la mantequilla se vaya evaporando.
  • Poner la mantequilla en una olla pequeña a fuego medio/bajo hasta que se derrita. Una vez derretida, se van a formar burbujas que van explotando con bastante fuerza. Decimos que la mantequilla "canta" (es que somos poéticos los franceses…). Cuando vayan desapareciendo y la mantequilla vaya cogiendo un color avellana, parar el fuego y colar la mantequilla derretida en un bol, para que no siga cociéndose.
  • En otro recipiente, tamizar el azúcar, la harina y la harina de almendras.
  • Añadir la esencia (vainilla o almendras amargas), las claras (sin montar) y la mantequilla derretida, y mezclar
  • Engrasar los moldes y espolvorearlos con un poco de harina, y rellenarlos hasta el tercio
  • En ese momento, es cuando se añade la fruta (frambuesa, arándano o mermelada) si deseado
  • Hornear durante 6 minutos a 220ºC, después bajar la temperatura a 180ºC y dejar por 6 minutos más. Para terminar, apagar el horno y dejar los financiers por 6 minutos más.

Como cada horno es diferente, vigilad mucho la cocción para que cojan un ligero color dorado. Si os animáis a probar esa receta, nos os olvidéis de decírmelo en comentarios!

Y si como a mí, os encanta el sabor a almendras, os recomiendo que le echéis un vistazo a la receta de pan dulce con crema de almendras, perfecta para el desayuno del finde!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *